Etiquetas

, ,

Entrevista: John Scofield – La Electro-Jam Band del tío John

Por:  Jason Shadrick /Traducción y adaptación: Jorge Meleri

Se podría argumentar que John Scofield se aburre fácilmente. “Tal vez un poco”, dice con una carcajada. Incluso una mirada superficial a sus trabajos de la última década pone de manifiesto que se ha ocupado de todo, desde auténtico jazz moderno (ScoLoHoFo’s OH! y Enroute ) a un R&B en homenaje a la vieja escuela “Ray Charles”, e incluso New Orleans (Piety Street ). Y siempre, dentro de cada nuevo entorno musical, el nervioso tono de Scofield, Vox-powered, llega alto y claro.

En su último disco, Überjam Deux , Scofield se reúne con el mismo team que en su álbum de 2002, Überjam . Que comparte el mismo enfoque de visión de futuro con sus anteriores empleadores, Miles Davis y Billy Cobham, exploradores en la época dorada del jazz-fusión.

Mientras Scofield desarrolla su lenguaje bebop aquí y allá, siempre se puede encontrar en su discurso una buena dosis de blues. “Aunque yo no me considero un guitarrista de ‘blues’,” dice Scofield: “Me encanta la guitarra de blues y he estado tratando de entrar en ella toda mi vida. BB King y Albert King, son un fenómeno de todos los tiempos.”

En todos los proyectos Überjam, Avi Bortnick maneja las cuestiones de la guitarra rítmica, así como la ejecución de todos los samples en vivo y en tiempo real. “Esa es la forma en la que Überjam siempre lo ha hecho”, dice Scofield. “Lo hacemos todo a la vez y Avi tiene un sistema en el que puede activar samples a través de pedales.”

En esa delgada y riesgosa línea entre lo que puede salir bien y lo que puede salir mal, es donde se ubican los músicos de jazz más aventureros y Scofield se ha instalado allí en la mayor parte del tiempo de las últimas cuatro décadas. Incluso entre sus contemporáneos -Stern, Frisell, y el particular enfoque de Metheny-  Scofield es singular, y hasta se lo podría considerar como el de mente más abierta dentro de ese grupo. Nos encontramos con Scofield entre giras para hablar de la motivación detrás del reencuentro de Überjam, su nueva pedalera, y lo que le atrae de las guitarras que simplemente tienen ese feel viejo.

Es muy difícil permanecer sentado mientras se escucha el nuevo álbum. Algunas de las pistas tienen una calidad muy bailable.

Sí, estoy de acuerdo, hay elementos de ese tipo. Pero cuando pienso en la música bailable, pienso en Britney Spears y ese tipo de cosas. Esto es diferente. No es la música que se hace específicamente para el baile. Pero, sí, tiene ese “four on the floor”, cosas del disco, realmente.

¿Cuándo fue la primera vez en donde comenzó a experimentar con la electrónica en su música?

Cuando empecé a hacer esta banda con Avi Bortnick, hace más de 10 años. Había hecho un disco llamado Bump , que tenía un montón de cosas con dos guitarras que yo había sobregrabado. Así que estaba buscando un guitarrista rítmico y me encontré con Avi. Empezamos a tocar juntos y él me habló de todo esto que pasa con la electrónica y la forma en la que él estaba metido en eso. Trajo algunos loops y empezamos a tocar. Fue probablemente en torno a 2001. Yo estaba muy interesado en eso, y ni siquiera tenía una computadora en ese momento. No sabía cómo hacerlo.

Ha pasado una década desde el primer álbum Überjam. ¿Qué lo inspiró para volver a re armar este grupo? ¿Tenía material para este proyecto?

No, en realidad no había canciones. Yo estaba pensando en lo que quería hacer. Siempre me ha gustado tocar con los chicos y me pareció que había pasado bastante tiempo y que podíamos hacer algo diferente de lo que habíamos hecho antes. Sentí la necesidad de hacer algo con la electrónica y pensé por qué no tocar con los chicos? Somos una gran banda y sentíamos que teníamos más para dar.

sco_2013_2

¿Cómo fue el proceso de composición?

Más de la mitad de las canciones fueron compuestas por mí y Avi juntos. Pero la forma en que compusimos fue en base a canciones que él había estado trabajando, en donde yo aporté material por encima de eso. Me dio 30 de estos demos y me puse a trabajar con ellos. Las canciones son, básicamente grooves, y en base a ello, me puse a crear secciones “A” o puentes. Resulta que algunas de las cosas que puse, en realidad era material que había escrito antes, material que nunca encontró un lugar. Él sólo me dejó tomar sus canciones y manipularlas.

¿Fue la mayor parte del seguimiento realizado en vivo? ¿Los samples y todo?

Tocamos junto a los samples. Puede ocurrir algún error cuando se trabaja así, pero es difícil que ocurra. No estamos tocando con un clic todo el tiempo. En algunos de los temas dejamos de tocar con el loop y tocamos como una banda, luego volvemos al clic y a los samples a través de la acción de pedales por parte de Avi.

En algunas canciones hay una clara influencia Afrobeat. ¿De dónde viene eso?

Avi trajo eso. Hay una vieja canción llamada “Thikhathali” en Up All Night que es Afrobeat real. Avi tocó durante muchos años en una banda de chicos de Nigeria, mientras se encontraba en San Francisco. Él está muy bien informado acerca de la música Afrobeat. Dos de las canciones del nuevo álbum, “Camelus” y “Snake Dance,” salen de Fela! y todo eso.

¿Qué es lo que tiene este estilo de electrónica / vamp que lo atrae?

Me encanta tocar bebop y esto seguirá, probablemente, toda mi vida. Pero cuando me meto en esta zona, me gusta el hecho de que no está tan desarrollada, que no tengo a Miles o a Mingus,  Mulligan y Monk mirándome por encima de mi hombro. A pesar de que está muy relacionado con eso, no es eso. Estamos rockeando y eso me gusta.

Casi se podría establecer un paralelismo con lo que los chicos hacían en los años 30 y 40.

Supongo. Por un lado, todo el mundo está enamorado de la historia de la música que les apasiona, pero también es ponderado por la música de sus ídolos. Cuando sos capaz de liberarte de eso un poco, está bueno.

¿El enfoque a la improvisación dentro de este grupo es diferente al enfoque con su trío?

Sí, me lo planteo diferente. En un trío, tengo que tocar más acordes y llenar más. En este grupo, puedo “pintar” un poco más y tomarme mi tiempo. Hay secciones en donde no toco. Creo que en esta música -o cualquier tipo de música realmente-, no podés volcar todo tu material allí. Eso te convierte en aficionado. Probablemente toco muchas menos notas de las que suelo tocar, porque estoy tratando de hacer que la cosa funcione de la forma más precisa posible.

¿Cuáles fueron sus primeras experiencias con la música vamp?

Empecé con la música vamp desde que empecé a tocar la guitarra. Viene desde James Brown, que es la música con la que crecí en los años 60. Es curioso, porque yo estaba aprendiendo jazz en la era inmediata a la post-fusión. Era bueno tocando “Billie’s Bounce”, -bueno, lo suficientemente bueno para tocar ése estilo de jazz en guitarra- a principios de la década de los 70. Al mismo tiempo, la fusión reinó, así que cuando me puse a tocar con buenos músicos de jazz, siempre estaban tocando algunos vamps. Eso fue sólo una parte del asunto. Lo otro que estaba estudiando, era Coltrane y su música con McCoy Tyner. Un montón de esa música eran justamente vamps. Música que sale de la época del jazz, y es muy aplicable a todo lo que Überjam está haciendo.

sco_2013_3

¿La primera ola de lo que ahora consideramos jam bands-como los Grateful Dead y Allman Brothers- lo influyeron en su juventud?

Bueno, creo que me siento influenciado por Hendrix y Cream. Eran grupos de rock que tuvieron la idea del jazz, solos extendidos e improvisación grupal. Lo veo como una extensión de la música de jazz de los años 60 y muy de jazz en general. Etiquetar los diferentes géneros pone las cosas bastante confusas y es algo difícil de hacer. Incluso cuando las etiquetas están bien, siempre hay algo malo en ellas. [Risas] He pensado mucho en ello y así como los Grateful Dead, estoy bastante seguro de que todos los grupos tuvieron esa idea que venía desde el jazz moderno. Incluso si no fueran músicos de jazz y no podían tocar los acordes de “Stella by Starlight”, tomaron ese concepto y lo usaron.

Su sonido ha estado estrechamente relacionada con su Ibanez AS-200 durante casi 30 años. ¿Continuó usándola en este álbum?

Utilicé mi Ibanez para la mitad del disco y mi Fender Strat para la otra mitad.

¿Qué había en la Strat que lo apartó de la Ibanez?

He tocado la Ibanez desde hace 30 años y sigue siendo mi guitarra principal, pero es simplemente divertido tocar otras guitarras. Una cosa acerca de estas guitarras Fender -tanto la Telecaster como la Stratocaster- es que responden de manera diferente. Hacen algunas cosas más fácil de tocar porque “hablan” sobre determinado tipo de cosas que la Ibanez no lo hace, y viceversa. Hay una canción que estábamos trabajando, y yo estaba tocando la Strat. Avi dijo, “Sólo tienes que ir atrás y tocar con tu Ibanez.” Lo hice, y eso era exactamente lo que necesitaba.

¿Las Fender, son vintage o son nuevas?

No, son falsas vintage. [Se ríe] Son compradas en casas de instrumentos musicales. Le dije a mi amigo, Artie Smith -quien es uno de los grandes guitarristas de Nueva York- que quería tener una buena guitarra, pero no quería gastar 15 mil dólares en una de época. Él dijo que había una buena en Sam Ash, así que fui hasta allí y la probé un tiempo. Estaba totalmente avergonzado de comprarla, ya que tiene una falsa quemadura de cigarrillo, los tornillos oxidados a propósito y dos tipos de acabado relic. [risas]. Pero bueno, suena muy bien y es una gran guitarra.

¿Cree que hay algo especial en tocar una guitarra que simplemente se siente vieja?

Creo que podría tener algo que ver con lo que el Custom Shop está haciendo en las guitarras para que se desempeñen como una guitarra que ha estado siendo usada por un tiempo. Creo que es algo más que el valor estético, pero no estoy seguro, porque todo eso es, en todo caso, parte de la magia.

Acabo de comprar una vieja ES-330, porque estaba tocando un concierto con mi tele y se me rompió una cuerda y -como un torpe- había dejado mis cuerdas en el hotel. El guitarrista de la otra banda tenía una vieja 330, se la pedí prestada y me encantó. Así que me puse a buscar una 330 y en un momento estaba tratando de elegir entre 10 modelos antiguos en diferentes tiendas. Pero en una de las tiendas, de Willie en Minneapolis, también había una nueva Gibson Custom Shop ES-330, y me decidí a comprarla porque es definitivamente una guitarra muy buena. Cuando cierro los ojos, me resulta difícil saber si una guitarra es vintage. De todos modos, cada una de ellas es diferente.

Parece ser que no ha utilizado muchos efectos en el álbum.

Sólo usé mi Boomerang en una parte de “Snake Dance.” Sin embargo, me procuré una nueva pedalera para esta gira. Mi vieja pedalera murió y Mason -de Efectos Vertex- había asistido a un concierto en Oakland. Yo sabía que él había estado haciendo pedaleras para muchos de los chicos en el Oeste, incluyendo Robben [Ford]. Para Überjam, tengo que tener mi Wah Wammy, aunque no lo uso en este disco. Mason me convenció de probar un nuevo pedal de distorsión, que es el Blue Note, y que está bueno. También me vendió uno de sus nuevos pedales de wah, que sustituyó al Vox había estado usando. Utilizo mi Boomerang fuera de la pedalera, por un tema de conexión (no es TBP) y porque es grande. Uso mucho el Boomerang en Überjam. No se puede programar nada en el Boomerang, lo cual es bueno, así que lo hago todo sobre la marcha. Toco algo rápido y vuelve en,  ya sea half-time o double-time , backwards o cosas como esa.

¿Mason realizó mods a algunos de sus pedales?

Sí, a mi viejo Boss GE-2 EQ y al Boss CE-3. Al EQ le dio un treble boost y el chorus fue modificado con una velocidad más rápida y un trino, y un poco de gordura para emular a un Leslie. Además, los hizo a todos true bypass.

sco_2013_4

Su pedalera anterior estaba más basada en un loop system, y esta nueva versión es más lineal. ¿Por qué el cambio?

Esta nueva tiene un buffer, que es algo nuevo para mí. Mi pedalera anterior, que también fue muy buena y hecha por Pedal-Racks aquí en Nueva York, era un sistema diferente. En esa pedalera podía encender cada pedal por separado por lo que mi guitarra no se ruteaba a través de otros pedales. Cuando elegís uno, la señal va sólo va a través de ese pedal. Con el sistema de Mason, todos ellos están conectados a través del buffer y mágicamente esto hace que suene bien. Tomó mis viejos pedales y los hizo true bypass, así que todo está TBP y el buffer te devuelve lo que estás perdiendo. Es bastante increíble.

Una colaboración musical que podría sorprender a algunas personas es su trabajo con Phil Lesh. ¿Cómo comenzó esa relación?

Tal vez fue hace 10 años cuando toqué por primera vez con él. Warren Haynes me recomendó, Phil llamó y tocamos un poco en California. En aquel entonces sólo ensayamos. Creo que ni siquiera hicimos un concierto hasta un año después de eso. Últimamente, he estado haciendo algunos conciertos con él cada año. Creo que este año estaremos haciendo cinco conciertos.

El catálogo Dead puede ser bastante intimidante para un extraño.

Todas esas canciones! Y no conozco ninguna de ellas. Pero aquí es donde Phil ha sido muy agradable para mí: Él me permite tener un atril con los charts sobre el mismo. Tengo la grabación de la melodía, escribo la parte, y la toco. En realidad, pongo mis partes escritas a mano en una pantalla de manos libres. Puedo recorrer el conjunto, mirar la pantalla, y mirar mis partes. De lo contrario, tendría que aprender las canciones y yo soy demasiado estúpido para eso. [Risas]

Otro proyecto reciente que ha captado el oído de muchos guitarristas es su banda Hollowbody. Kurt Rosenwinkel y Mike Stern ya han tocado cada uno con ese cuarteto. ¿Ve esa segunda guitarra como una cosa rotativa e intercambiable?

sco_2013_1

Si. Se trata de eso, aunque me gustaría hacer este proyecto con esos dos chicos de nuevo. Había escrito un montón de música hace poco más de un año. Tenía seis canciones y estaba pensando en hacer un disco de jazz. Pensé que resultaría un buen sonido con dos guitarras, así que las orquesté para dos guitarras, llamé a Kurt, y le pregunté si quería hacer un viaje el verano pasado. Este año, Kurt tiene el concierto de Crossroads de Clapton, y no podía hacer lo mío. Así que llamé a Mike [Stern], que es mi viejo amigo y uno de los grandes guitarristas, como ya sabemos. No habíamos tocado juntos en muchos, muchos años. Quería darle una oportunidad, por lo que aprendió las canciones y lo hicimos.

¿Cómo surgió el Blues Project con Robben Ford?

Habíamos hablado de tocar juntos durante años. Cuando finalmente llegamos a hacerlo, Robben sugirió que lo llamemos un proyecto de blues. Los dos estamos en el blues – sobre todo él junto con Jimmy Witherspoon y la banda de blues con su hermano-, así que decidimos hacer eso. Fue muy divertido.

¿Hay planes para grabar tanto con la Hollowbody Band o con Blues Project?

Es un momento raro, porque no puedo grabar a todos ellos en mi sello discográfico. Eso está bien, porque a lo mejor puedo hacerlo eventualmente, a pesar de que podría tomar algún tiempo.

Parece como si tuviera algún tipo de nuevo proyecto cada año.

Es el mercado, sobre todo, porque me gano la vida haciendo conciertos. Después de haber tocado en todos estos lugares, y que te quieren ver de vuelta, pero que no con la misma cosa. Así que te preguntan acerca de los proyectos especiales que te gustaría hacer. Ahí es desde donde muchas de estas cosas están viniendo. En cierto modo, eso es malo porque hay pocas oportunidades de tener una banda que se desarrolle, pero en cierto modo es bueno porque te obliga a llegar a la nueva música y nuevos sonidos. En mi caso, lo que realmente ha sido gratificante, porque hay cosas que no podría haber conseguido hacer, pero quería hacer, el mercado me ha empujado a hacerlas. Me he beneficiado de esa musicalidad.

Más allá de todos sus proyectos, ¿en su trío todavía se siente como en casa?

Creo que sí. Pero hay un montón de otras cosas que están pasando también. En Europa he hecho el trío de órgano con Larry Golding, quien es un antiguo colaborador de diferentes maneras, y Greg Hutchinson a la batería. Ese es otro proyecto de larga data, que realmente me interesa. Pero sí, el trío con Steve Swallow -Steve es mi mentor- y Bill Stewart es un gigante.

En varios de sus últimos grupos, las formaciones han incluido a otro guitarrista. ¿Qué hay en juego con otro guitarrista que le interesa en este momento?

Aquí está la cosa: creo que el piano y la guitarra son dos cosas muy difíciles de matchear -son dos instrumentos de percusión. Cada vez que oigo a un grupo con el piano, no sólo mi propio grupo sino también con otros, parece que el piano y la guitarra tienden a interferir en el camino del otro. Eso no significa que no me gusta tocar con pianistas -Lo hago en mis propios grupos. Aunque creo que es raro, con el órgano, eso no sucede. Con el órgano, todos pueden tocar lo que sea que quieran y funciona. Yo no sé por qué. Tal vez sea porque el timbre del órgano es más como un coro, a diferencia de un piano que es percusivo. Pero creo que las guitarras realmente funcionan bien juntas. Cuando tengo otra guitarra acompañándome y soleo sobre ella, o viceversa, veo que funciona muy bien porque la guitarra eléctrica se ha convertido en esta cosa de que se trata de un instrumento solista y un instrumento de acompañamiento, por lo que nos necesitamos unos a otros.

Anuncios