CICLOS

Realmente sabemos completamente algo cuando lo podemos tocar/aplicar con comodidad y fluidez en todos y cada uno de los 12 centros tonales/modales de nuestra escala cromática. Cualquier cosa que practiquemos: sea una idea melódica, una combinación de voicings, un lick, un recurso, patterns melódicos, etc., debemos pasarlo (y pasearlo) a través de todos estos 12 puntos.

El salto de calidad que adquirimos al poder hacer esto, hace que esta disciplina de estudio sea obligatoria.

La división simétrica del total cromático (dar pasos a través de un intervalo marco constante) da lugar a los Ciclos, los cuales son 5 en total, y nos permiten situarnos en armonías modulantes bastante más divertidas, más musicales e interesantes que el simple “pasar todo cromáticamente”, que, de hecho, es de por sí uno de los Ciclos.

Aquí una breve explicación de cada uno de los 5 ciclos.

Ciclo por 2das. menores (b2), 1 ciclo para completar el total cromático. El centro tonal/modal se mueve por semitonos, ascendente o descentemente. (C, Db, D,, etc. o C, B, Bb, etc.)

Ciclo por 2das. mayores (2), 2 ciclos para completar el total cromático, p.ej. un ciclo que comience en C (completa 6 centros) y un segundo que comience en Db (completa los 6 centros restantes). El centro tonal/modal se mueve por tonos, ascendente o descentemente. (C, D, E, etc., o C, Bb, Ab, etc.)

Ciclo por 3ras. menores (b3), 3 ciclos para completar el total cromático, p.ej. un ciclo que comience en C (completa 4 centros), un segundo que comience en Db (completa otros 4 centros), y un tercero que comience en D (completa los 4 centros restantes). El centro tonal/modal se mueve por tono y medio, ascendente o descentemente. (C, Eb, F#, etc., o C, A, F#, etc.) Leer artículo relacionado

Ciclo por 3ras. mayores (3), 4 ciclos para completar el total cromático, p.ej. un ciclo que comience en C, otro en Db, otro en D, y un último que comience en Eb. El centro tonal/modal se mueve de a 2 tonos, ascendente o descentemente. (C, E, G#, etc., o C, Ab, E, etc.)

Ciclo por 4as. justas (4), 1 ciclo para el total cromático (Conocido como “El Ciclo”). El centro tonal/modal se mueve 2 tonos y medio, ascendente o descentemente. (C, F, Bb, etc., o C, G, D, etc.)

Cualquier duda que tengas, consultá vía comentario

Anuncios

Acordes yuxtapuestos

Se trata de conformar una sección armónica utilizando acordes de X tipo (siempre el mismo tipo) a partir de la división simétrica del total cromático a través de un intervalo “marco” de -en este caso- 3ra. menor (b3).

Tomemos por ejemplo el acorde del tipo maj7: establecemos a Cmaj7 como punto de partida, entonces, nuestro siguiente acorde (siempre del mismo tipo) será aquel que esté a un intervalo de 3ra. menor, es decir: Ebmaj7.
Prosiguiendo de la misma manera, nuestro tercer acorde será Gbmaj7, y el cuarto Amaj7 (nomenclado enarmónicamente para facilitar la lectura).

Esto resulta en una sección armónica de 4 acordes: Cmaj7, Ebmaj7, Gbmaj7 y Amaj7. Acordes que no están vinculados entre sí en ningún contexto tonal ni modal. Tenemos entonces una sección que modula de manera constante (changes), y se sostiene y “funciona” a partir del reiterado patrón interválico que separa a un acorde del siguiente.
La sección queda automáticamente cerrada en el cuarto acorde, ya que entre éste (en nuestro ej.: Amaj7) y nuestro primer acorde, Cmaj7 hay -también- un intervalo de 3ra. menor. Se trata de un ciclo a partir de, repitamos, dividir simétricamente el total cromático.

Esta división puntualmente nos da 3 posibilidades o 3 ciclos, tres secciones de 4 acordes cada una, completando -y poniendo en juego- a todos los acordes (del tipo que elijamos) del total cromático. (Ver artículo relacionado)

Acá los 3 ciclos:

1: C, Eb, Gb, A
2: G, Bb, Db, E
3: D, F, Ab, B

Aplicación: Es un recurso que nos permite desarrollar aquel elemento técnico que querramos estudiar (escalas, modos, arpegios, pentatónicas, etc) de manera total y completa, en todo el total cromático. Un estudio integral.

Ejemplo:
Supongamos que queremos focalizarnos en el estudio del modo Dórico, en sus 12 instancias posibles, las 3 secciones armónicas que nos completan todas las posibilidades serán:

CICLO 1 ||: Cm7 / / / | Ebm7 / / / | F#m7 / / / | Am7 / / / :||

CICLO 2 ||: Gm7 / / / | Bbm7 / / / | C#m7 / / / | Em7 / / / :||

CICLO 3 ||: Dm7 / / / | Fm7 / / / | G#m7 / / / | Bm7 / / / :||

Y en cada acorde utilizaremos el modo Dórico correspondiente. Al haber practicado sobre las 3 secciones, habremos practicado el modo para las 12 posibilidades del total cromático.

Ejemplos de aplicación:

Sobre acordes maj7: modo Jónico, modo Lidio, Pentatónica Mayor, arpegio maj7…

Sobre acordes 7: modo Mixolidio, Pentatónica Mayor, Lidia b7, escala de Blues, arpegio 7…

Sobre acordes m7: modo Dórico, pentatónica Menor, arpegio m7…

Arpegios tétrada “bluesy”

 

Si en un solo de blues tradicional intentás usar arpegios 7, lineales, sin ninguna articulación, la cosa NO SUENA en estilo. Sí van a funcionar en un contexto de Jazz Blues. Pero no en un blues tradicional. Estamos hablando de “reglas de estilo”.

Lo que ves en el video es la construcción de giros melódicos utilizando las 4 notas del arpegio 7 (1, 3, 5 y b7) digitados en 3 cuerdas adyacentes (hay 4 sets), y siguiendo más o menos este procedimiento:
(Todos los ejemplos están en C7)

– Ubicás la tríada de C (CEG), en cualquiera de sus 3 estados (Fundamental, 1ra. y 2a. inversión) digitada de a una nota por cuerda.

– JAMÁS articulás la 3 (el E en este caso) directamente. NO. La articulás SIEMPRE desde la b3 y, con un ligado, un slide o un bending de semitono, la llevás a la 3. ESTE PUNTO ES CLAVE para que la cosa suene.

Una vez que enganchaste este jueguito: C, Eb>E, G, le agregás la b7 (Bb) que siempre la vas a encontrar a 1T descendente de la 1. Y listo, tenés la tétrada completa.

Así de simple. Eso lo aplicás a cada uno de los 3 grados, con su tétrada correspondiente: C7, F7 y G7, y estás tocando con un concepto jazzísitico, sobre los cambios armónicos.

La cosa va a resultar en giros melódicos fuertes, sólidos y contundentes, muy en estilo y totalmente “in” respecto del acorde que esté sonando en la armonía.
Una alternativa al discurso pentatónico.